martes, 28 de abril de 2015

Muchas caras de colores piel


Este taller comenzó desde nuestro asombro al ver que cualquier paquete de ceras, lápices de color o pinturas prefabricadas, tienen un error de origen. Que es más bien el reflejo de un prejuicio generalizado, el siempre polémico tema del color de la piel. Para empezar, se le conoce como "color carne" es aquí que surge la primera pregunta: ¿Carne de qué? De ternera, de pollo, de cerdo, de caballo, de conejo, cruda, frita o cocida.

Ese dichoso "color carne" siempre acaba siendo primo hermano del rosa, o similar al tono de piel de un europeo del norte, ahí donde la pigmentación de la piel no hace falta. Es curioso porque existiendo tonos marrones en las diversas presentaciones de lápices de color, ceras o rotuladores, se llama "marrón" y no "color carne".


Por eso preparamos algunos proyectos para abordar este tema. Primero les explicamos que existe una clasificación mundial para los colores, llamada Pantone, de tal forma que los colores no tienen nombres si no códigos, y que los colores de la piel evidentemente también los puedes encontrar con su respectivo número de Pantone. Les mostramos el proyecto Humanae, en el que la fotógrafa Ángelica Dass, hace retratos de personas y los empareja con el Pantone de su piel.

También conseguimos una caja de lapices de color con 12 tonalidades de piel de todo el mundo, los venden en Talaku.


Comenzamos mirando el tono de nuestra piel y lo comparamos con el de los demás. Después repasamos las fotografías de Humanae, para encontrar el pantone de piel más similar al nuestro, y ya identificado, lo escribimos con rotulador sobre nuestros brazos. Para llevarlo tatuado en la piel.


Previo al inicio del taller, Marta mezcló siete tonos de piel, para pintar las máscaras-sobres que hicimos.


Sobres en la cabeza y con el lápiz, Marta les ayudó a localizar los ojos.


Y comienza el color.


Aunque hubo quien prefirió colorear con los lápices en lugar de pinturas.


Marta y yo, diseñamos, imprimimos y cosimos un mini librillo con algunos trazos para completar. El resultado serían rostros, evidentemente con la intención de que los colorearan con los lápices de tonos piel. 


Por último les propusimos un divertimento: Unas tarjetas tamaño postal, con una perforación de forma oval, como un rostro visto de frente. Tenían dos opciones para resolverlo, una era, hacer cuatro o cinco rostros con diferentes expresiones y colores, para intercambiarlo con su personaje diseñado previamente.


La otra opción era usar su propia piel, dibujando un rostro sobre ella.



Como era de esperar después de tanto trabajo, acabaron con "cara" de hambre ;-) y con la merienda.

Andrés mostrando una de las páginas de su librillo "Cara Color"

Sara con la portada

Alicia con un grito rosa y rojo. 


Aquí todas la portadas. En orden: A. Metztli, Alicia, Andrés, Nuria y Sara

Aquí puedes ver un vídeo que hicimos del librillo "Cara Color", coloreado por Nuria

A continuación las máscaras-sobre, inspiradas en los talleres de "Pequeños grandes mundos".

Andrés

Lola

Carla

Alicia

Sara

Nuria

Xiana

Marthazul

Augusto Metztli

Las tarjetas con rostros intercambiables de: Andrés, Xiana, A. Metztli, Sara, Nuria y Alicia


No hay comentarios:

Publicar un comentario